bepSALUT

.

oct.
25
2019

Posted 2 years 341 days ago ago by M. ISABEL AREVALO MASERO

Ma. Dolores Navarro

Directora del Área de Participación y Capacitación de Pacientes

Hospital San Juan de Dios

 

El término "alfabetización en salud" se refiere a la capacidad de las personas para acceder a información sobre salud de calidad, entenderla y actuar en consecuencia. A nivel internacional, es un tema que tiene ya un recorrido de más de tres décadas. En un primer momento, los investigadores se han referido a la alfabetización en salud poniendo énfasis en el paciente o sus familiares cuidadores. Es decir, los pacientes deben saber acceder a información, la han de interpretar y han de poder hacer las acciones necesarias y seguir las recomendaciones adecuadas para poder cuidar de su salud y hacer un abordaje correcto de su enfermedad.

Pero la alfabetización en salud es un concepto mucho más amplio que engloba a otros actores de la atención y des los sistemas sanitarios. Así pues, si en un primer momento se puso la presión sobre el paciente, con el paso del tiempo se ha visto que son tres los elementos claves para conseguir un buen nivel de alfabetización en salud: los pacientes y familiares, los profesionales sanitarios y las instituciones.

Los profesionales sanitarios deben ser conscientes de que su manera de comunicar y de dirigirse a los pacientes influirá en cómo estos pueden responder ante su situación, en cuanto a su auto cuidado y abordaje de la enfermedad o respecto al seguimiento de las recomendaciones o cumplimiento terapéutico. En este sentido, hay que formar a los propios profesionales en estos aspectos de alfabetización en salud que les permita mejorar sus habilidades comunicativas y empáticas a la hora de hablar con pacientes y familiares.

Igualmente, no se podría avanzar en temas de participación del paciente o de la atención sanitaria basada en la experiencia del paciente sin un enfoque estratégico de la propia institución. Así pues, la dirección del centro debe contemplar también la incorporación del paciente a la toma de decisiones, bien sea a nivel individual, teniendo cuidado de la propia salud o a nivel colectivo, representando a otros pacientes.

La alfabetización en salud de nuestros pacientes, por tanto, mejorará mucho más si este abordaje se hace de una manera integral, teniendo en cuenta a los pacientes y familiares, pero también las habilidades comunicativas de los profesionales y las directrices de la organización.

 


navarro-rubio-maria-dolors-hospital-sant-joan-deu.jpg


Libros, artículos e informes

COVID-19: a guide to good practice on keeping people well informed 

G. del Pozo, J. ¿Cómo sería una respuesta comunitaria al coronavirus?

How the COVID-19 Lockdown Affected Gender Inequality in Paid and Unpaid Work in Spain

Padilla J. ¿A quién vamos a dejar morir? Madrid: Capitán Swing; 2019. 176 p.


NOTA: bepSALUT pone estos contenidos a disposición pública con finalidades de información e investigación. En ningún caso se hace responsable de las informaciones, opiniones o conceptos que se expresan en ellos.


 

  Càtedra de Promoció de la Salut

  C/ Pic de Peguera, 15 

  Parc Científic i Tecnològic
  17003  Girona

  Tel. 972 41 47 29

  catedrapromociosalut@udg.edu

 

 

  Amb el suport de 

 

Editorial

oct.
25
2019

Posted 2 years 341 days ago ago by M. ISABEL AREVALO MASERO

Ma. Dolores Navarro

Directora del Área de Participación y Capacitación de Pacientes

Hospital San Juan de Dios

 

El término "alfabetización en salud" se refiere a la capacidad de las personas para acceder a información sobre salud de calidad, entenderla y actuar en consecuencia. A nivel internacional, es un tema que tiene ya un recorrido de más de tres décadas. En un primer momento, los investigadores se han referido a la alfabetización en salud poniendo énfasis en el paciente o sus familiares cuidadores. Es decir, los pacientes deben saber acceder a información, la han de interpretar y han de poder hacer las acciones necesarias y seguir las recomendaciones adecuadas para poder cuidar de su salud y hacer un abordaje correcto de su enfermedad.

Pero la alfabetización en salud es un concepto mucho más amplio que engloba a otros actores de la atención y des los sistemas sanitarios. Así pues, si en un primer momento se puso la presión sobre el paciente, con el paso del tiempo se ha visto que son tres los elementos claves para conseguir un buen nivel de alfabetización en salud: los pacientes y familiares, los profesionales sanitarios y las instituciones.

Los profesionales sanitarios deben ser conscientes de que su manera de comunicar y de dirigirse a los pacientes influirá en cómo estos pueden responder ante su situación, en cuanto a su auto cuidado y abordaje de la enfermedad o respecto al seguimiento de las recomendaciones o cumplimiento terapéutico. En este sentido, hay que formar a los propios profesionales en estos aspectos de alfabetización en salud que les permita mejorar sus habilidades comunicativas y empáticas a la hora de hablar con pacientes y familiares.

Igualmente, no se podría avanzar en temas de participación del paciente o de la atención sanitaria basada en la experiencia del paciente sin un enfoque estratégico de la propia institución. Así pues, la dirección del centro debe contemplar también la incorporación del paciente a la toma de decisiones, bien sea a nivel individual, teniendo cuidado de la propia salud o a nivel colectivo, representando a otros pacientes.

La alfabetización en salud de nuestros pacientes, por tanto, mejorará mucho más si este abordaje se hace de una manera integral, teniendo en cuenta a los pacientes y familiares, pero también las habilidades comunicativas de los profesionales y las directrices de la organización.

 


navarro-rubio-maria-dolors-hospital-sant-joan-deu.jpg


Recomendamos


Os recomencamos el vídeo del Webinar "Transformaciones postconfinamiento. ¿Y ahora qué?"

Números anteriores

Todas las entradas

Artículos

La alfabetización en salud centrada en el paciente

Ma. Dolores Navarro

Directora del Área de Participación y Capacitación de Pacientes

Hospital San Juan de Dios

 

El término "alfabetización en salud" se refiere a la capacidad de las personas para acceder a información sobre salud de calidad, entenderla y actuar en consecuencia. A nivel internacional, es un tema que tiene ya un recorrido de más de tres décadas. En un primer momento, los investigadores se han referido a la alfabetización en salud poniendo énfasis en el paciente o sus familiares cuidadores. Es decir, los pacientes deben saber acceder a información, la han de interpretar y han de poder hacer las acciones necesarias y seguir las recomendaciones adecuadas para poder cuidar de su salud y hacer un abordaje correcto de su enfermedad.

Pero la alfabetización en salud es un concepto mucho más amplio que engloba a otros actores de la atención y des los sistemas sanitarios. Así pues, si en un primer momento se puso la presión sobre el paciente, con el paso del tiempo se ha visto que son tres los elementos claves para conseguir un buen nivel de alfabetización en salud: los pacientes y familiares, los profesionales sanitarios y las instituciones.

Los profesionales sanitarios deben ser conscientes de que su manera de comunicar y de dirigirse a los pacientes influirá en cómo estos pueden responder ante su situación, en cuanto a su auto cuidado y abordaje de la enfermedad o respecto al seguimiento de las recomendaciones o cumplimiento terapéutico. En este sentido, hay que formar a los propios profesionales en estos aspectos de alfabetización en salud que les permita mejorar sus habilidades comunicativas y empáticas a la hora de hablar con pacientes y familiares.

Igualmente, no se podría avanzar en temas de participación del paciente o de la atención sanitaria basada en la experiencia del paciente sin un enfoque estratégico de la propia institución. Así pues, la dirección del centro debe contemplar también la incorporación del paciente a la toma de decisiones, bien sea a nivel individual, teniendo cuidado de la propia salud o a nivel colectivo, representando a otros pacientes.

La alfabetización en salud de nuestros pacientes, por tanto, mejorará mucho más si este abordaje se hace de una manera integral, teniendo en cuenta a los pacientes y familiares, pero también las habilidades comunicativas de los profesionales y las directrices de la organización.

 



Notícias