bepSALUT

.

ene.
23
2019

Posted 3 years 251 days ago ago by M. ISABEL AREVALO MASERO

La salud fue definida en 1946 por la Organización Mundial de la Salud como un "estado completo de bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad". Así durante muchos años se ha considerado que hay sólo 3 dimensiones básicas que están interrelacionadas que nos pueden ayudar a promover la salud.

En una visión holística de la salud hay que incluir una nueva dimensión espiritual o existencial de la salud, una dimensión que da significado a la vida, convirtiéndose en la esencia de la existencia. Muchas veces, esta dimensión se ha visto relegada por el hecho de confundirla con otros conceptos, como puede ser la religión.

En este número de bepSALUT tratamos de clarificar qué entendemos por espiritualidad, como ésta puede estar ligada a la salud, y por tanto, si puede tener un papel importante en la promoción de la salud de la ciudadanía y, por último, si tal y como hablamos de determinantes sociales y económicos de la salud también podríamos hablar de determinados espirituales, que se deberían tener en cuenta a la hora de hacer intervenciones.





Libros, artículos e informes

COVID-19: a guide to good practice on keeping people well informed 

G. del Pozo, J. ¿Cómo sería una respuesta comunitaria al coronavirus?

How the COVID-19 Lockdown Affected Gender Inequality in Paid and Unpaid Work in Spain

Padilla J. ¿A quién vamos a dejar morir? Madrid: Capitán Swing; 2019. 176 p.


NOTA: bepSALUT pone estos contenidos a disposición pública con finalidades de información e investigación. En ningún caso se hace responsable de las informaciones, opiniones o conceptos que se expresan en ellos.


 

  Càtedra de Promoció de la Salut

  C/ Pic de Peguera, 15 

  Parc Científic i Tecnològic
  17003  Girona

  Tel. 972 41 47 29

  catedrapromociosalut@udg.edu

 

 

  Amb el suport de 

 

Editorial

ene.
23
2019

Posted 3 years 251 days ago ago by M. ISABEL AREVALO MASERO

La salud fue definida en 1946 por la Organización Mundial de la Salud como un "estado completo de bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad". Así durante muchos años se ha considerado que hay sólo 3 dimensiones básicas que están interrelacionadas que nos pueden ayudar a promover la salud.

En una visión holística de la salud hay que incluir una nueva dimensión espiritual o existencial de la salud, una dimensión que da significado a la vida, convirtiéndose en la esencia de la existencia. Muchas veces, esta dimensión se ha visto relegada por el hecho de confundirla con otros conceptos, como puede ser la religión.

En este número de bepSALUT tratamos de clarificar qué entendemos por espiritualidad, como ésta puede estar ligada a la salud, y por tanto, si puede tener un papel importante en la promoción de la salud de la ciudadanía y, por último, si tal y como hablamos de determinantes sociales y económicos de la salud también podríamos hablar de determinados espirituales, que se deberían tener en cuenta a la hora de hacer intervenciones.





Recomendamos


Os recomencamos el vídeo del Webinar "Transformaciones postconfinamiento. ¿Y ahora qué?"

Números anteriores

Todas las entradas

Artículos

EDITORIAL

La salud fue definida en 1946 por la Organización Mundial de la Salud como un "estado completo de bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad". Así durante muchos años se ha considerado que hay sólo 3 dimensiones básicas que están interrelacionadas que nos pueden ayudar a promover la salud.

En una visión holística de la salud hay que incluir una nueva dimensión espiritual o existencial de la salud, una dimensión que da significado a la vida, convirtiéndose en la esencia de la existencia. Muchas veces, esta dimensión se ha visto relegada por el hecho de confundirla con otros conceptos, como puede ser la religión.

En este número de bepSALUT tratamos de clarificar qué entendemos por espiritualidad, como ésta puede estar ligada a la salud, y por tanto, si puede tener un papel importante en la promoción de la salud de la ciudadanía y, por último, si tal y como hablamos de determinantes sociales y económicos de la salud también podríamos hablar de determinados espirituales, que se deberían tener en cuenta a la hora de hacer intervenciones.



Notícias