bepSALUT

.

may.
14
2015

Posted 7 years 141 days ago ago by MARIA BUXÓ CASTAÑER

Blanca Patricia Mantilla Uribe, Directora Instituto Proinapsa, Universidad Industrial de Santander (UIS), Centro colaborador de la OMS en Promoción de la Salud y Salud Sexual y Reproductiva. Bucaramanga, Colombia


Desde hace 30 años el Instituto Proinapsa de la Universidad Industrial de Santander (UIS) ha realizado investigación e intervenciones en programas de salud escolar con instituciones educativas y de salud en diferentes departamentos y municipios de Colombia. El trabajo especialmente se ha enfocado en metodologías para hacer realidad la promoción de la salud en el ámbito escolar, mediante la estrategia Escuelas Promotoras de la Salud, denominada aquí como Escuelas Saludables-ES. La formación integral y la educación para una vida larga y saludable, ha sido el centro, lo cual se ha facilitado mediante las habilidades psicosociales para la vida propuestas por la OMS en 1993.

Existe mucha evidencia de que una buena salud facilita y mejora el aprendizaje, disminuye el ausentismo y la deserción escolar y aumenta el rendimiento académico de niñas, niños y jóvenes (OPS, 1998). Así mismo la educación tiene un impacto profundo en las condiciones de salud de las personas y las comunidades, en especial en niñas y adolescentes (Unicef, 2004). Por esto la apuesta desde Proinapsa ha sido fortalecer la alianza de los sectores de salud y educación para el desarrollo de las ES.

Las ES son una respuesta a lo planteado en Ottawa (OMS, 1986) y es por esto que en 1999 cuando Proinapsa escribe la primera guía (Mantilla BP, 1999) para llevar a cabo esta estrategia, define cinco ejes operacionales: Políticas saludables en el ámbito escolar; Educación y comunicación para la salud; Ambientes escolares saludables; Participación social y comunitaria; Servicios de salud, alimentación y vida activa.

En el contexto de la iniciativa internacional, Habilidades para la vida es un grupo de diez habilidades psicosociales que facilitan a las personas enfrentar con éxito las exigencias y desafíos de la vida diaria (Mantilla L, 2000), las cuales son fundamentales para afrontar el complejo mundo de hoy.

En Colombia se realizó una adaptación de la propuesta metodológica de la OMS para la enseñanza de las habilidades para la vida en el ámbito de la educación formal. Esa adaptación incluyó la denominación de las diez habilidades psicosociales para la vida así: Conocimiento de sí mismo, Empatía, Comunicación asertiva, Relaciones interpersonales, Toma de decisiones, Solución de problemas y conflictos, Pensamiento creativo, Pensamiento crítico, Manejo de emociones y sentimientos, Manejo de tensiones y estrés.

Esta propuesta fue difundida en el país por el lanzamiento de la estrategia ES en 1999 y el primer taller nacional de la misma, promovido por el Ministerio de Salud, y realizado por el equipo del Instituto Proinapsa.

Desde esta institución la apuesta de cómo hacer realidad las ES, incluyó la enseñanza y el aprendizaje de las habilidades psicosociales para la vida-HpV dentro del eje de Educación para la salud con enfoque integral, se enfatiza en transversalizarlas en  el currículo escolar, para contribuir con la formación integral para una vida saludable y no únicamente a la prevención de problemas específicos, enfoque tan socorrido por el sector de la salud.

Adicionalmente, también la enseñanza y el aprendizaje de las HpV han estado inmersas en el eje de Creación de un ambiente favorable especialmente en el establecimiento de una convivencia armónica tanto en el aula como en las relaciones que se establecen entre la comunidad educativa: docentes, directivos, estudiantes y familias.

Aunque la apuesta de ES, desde el inicio se planteó como un trabajo de socios y aliados entre los sectores de salud y educación, el desarrollo de las HpV fue acogido mucho más por el sector educación, especialmente cuando se compartieron materiales educativos y herramientas dirigidas a las personas docentes y a como facilitar su trabajo con estudiantes.

La enseñanza y el aprendizaje de las HpV en el marco de las ES se ha trabajado en programas y proyectos para fortalecer la educación afectivo sexual; en la formación de líderes para educación entre pares; para fortalecer la convivencia y la afectividad; el fomento de estilos de vida saludables; el enfoque de género y los derechos, así como la prevención del VIH/Sida y las infecciones de transmisión sexual.

El gran reto sigue siendo el trabajo articulado de los dos sectores para lograr mejores condiciones de salud y del aprendizaje para la población en edad escolar.

 

Referencias

Organización Panamericana de la Salud (OPS). Escuelas Promotoras de la Salud, Entornos Saludables y mejor salud para las generaciones futuras. Washington D. C: OPS, 1998.

UNICEF. Estado Mundial de la Infancia. Las niñas, la educación y el desarrollo. Nueva York: UNICEF, 2004.

Organización Mundial de la Salud, Salud y Bienestar Social Canadá, Asociación Canadiense de Salud Pública. “Carta de Ottawa  para la Promoción de la Salud”. En Conferencia Internacional sobre la Promoción de la Salud. Ottawa: OMS, 1986.

Mantilla, BP. Mantilla, L, Hakspiel, MC. Hacia la construcción de Escuelas Saludables. Guía para docentes y personal de salud. Bucaramanga: Publicaciones UIS, 1999.

Mantilla, L. Habilidades para vivir: una propuesta pedagógica para la promoción del desarrollo humano y la prevención de problemas psicosociales. Santafé de Bogotá: Fe y Alegría 2000

Mantilla, Blanca P. et al. De par en par. Escuelas Promotoras de la Salud y el Desarrollo. Bucaramanga: Publicaciones UIS, 2009.


BP Mantilla num 9.png


Libros, artículos e informes

COVID-19: a guide to good practice on keeping people well informed 

G. del Pozo, J. ¿Cómo sería una respuesta comunitaria al coronavirus?

How the COVID-19 Lockdown Affected Gender Inequality in Paid and Unpaid Work in Spain

Padilla J. ¿A quién vamos a dejar morir? Madrid: Capitán Swing; 2019. 176 p.


NOTA: bepSALUT pone estos contenidos a disposición pública con finalidades de información e investigación. En ningún caso se hace responsable de las informaciones, opiniones o conceptos que se expresan en ellos.


 

  Càtedra de Promoció de la Salut

  C/ Pic de Peguera, 15 

  Parc Científic i Tecnològic
  17003  Girona

  Tel. 972 41 47 29

  catedrapromociosalut@udg.edu

 

 

  Amb el suport de 

 

Editorial

may.
14
2015

Posted 7 years 141 days ago ago by MARIA BUXÓ CASTAÑER

Blanca Patricia Mantilla Uribe, Directora Instituto Proinapsa, Universidad Industrial de Santander (UIS), Centro colaborador de la OMS en Promoción de la Salud y Salud Sexual y Reproductiva. Bucaramanga, Colombia


Desde hace 30 años el Instituto Proinapsa de la Universidad Industrial de Santander (UIS) ha realizado investigación e intervenciones en programas de salud escolar con instituciones educativas y de salud en diferentes departamentos y municipios de Colombia. El trabajo especialmente se ha enfocado en metodologías para hacer realidad la promoción de la salud en el ámbito escolar, mediante la estrategia Escuelas Promotoras de la Salud, denominada aquí como Escuelas Saludables-ES. La formación integral y la educación para una vida larga y saludable, ha sido el centro, lo cual se ha facilitado mediante las habilidades psicosociales para la vida propuestas por la OMS en 1993.

Existe mucha evidencia de que una buena salud facilita y mejora el aprendizaje, disminuye el ausentismo y la deserción escolar y aumenta el rendimiento académico de niñas, niños y jóvenes (OPS, 1998). Así mismo la educación tiene un impacto profundo en las condiciones de salud de las personas y las comunidades, en especial en niñas y adolescentes (Unicef, 2004). Por esto la apuesta desde Proinapsa ha sido fortalecer la alianza de los sectores de salud y educación para el desarrollo de las ES.

Las ES son una respuesta a lo planteado en Ottawa (OMS, 1986) y es por esto que en 1999 cuando Proinapsa escribe la primera guía (Mantilla BP, 1999) para llevar a cabo esta estrategia, define cinco ejes operacionales: Políticas saludables en el ámbito escolar; Educación y comunicación para la salud; Ambientes escolares saludables; Participación social y comunitaria; Servicios de salud, alimentación y vida activa.

En el contexto de la iniciativa internacional, Habilidades para la vida es un grupo de diez habilidades psicosociales que facilitan a las personas enfrentar con éxito las exigencias y desafíos de la vida diaria (Mantilla L, 2000), las cuales son fundamentales para afrontar el complejo mundo de hoy.

En Colombia se realizó una adaptación de la propuesta metodológica de la OMS para la enseñanza de las habilidades para la vida en el ámbito de la educación formal. Esa adaptación incluyó la denominación de las diez habilidades psicosociales para la vida así: Conocimiento de sí mismo, Empatía, Comunicación asertiva, Relaciones interpersonales, Toma de decisiones, Solución de problemas y conflictos, Pensamiento creativo, Pensamiento crítico, Manejo de emociones y sentimientos, Manejo de tensiones y estrés.

Esta propuesta fue difundida en el país por el lanzamiento de la estrategia ES en 1999 y el primer taller nacional de la misma, promovido por el Ministerio de Salud, y realizado por el equipo del Instituto Proinapsa.

Desde esta institución la apuesta de cómo hacer realidad las ES, incluyó la enseñanza y el aprendizaje de las habilidades psicosociales para la vida-HpV dentro del eje de Educación para la salud con enfoque integral, se enfatiza en transversalizarlas en  el currículo escolar, para contribuir con la formación integral para una vida saludable y no únicamente a la prevención de problemas específicos, enfoque tan socorrido por el sector de la salud.

Adicionalmente, también la enseñanza y el aprendizaje de las HpV han estado inmersas en el eje de Creación de un ambiente favorable especialmente en el establecimiento de una convivencia armónica tanto en el aula como en las relaciones que se establecen entre la comunidad educativa: docentes, directivos, estudiantes y familias.

Aunque la apuesta de ES, desde el inicio se planteó como un trabajo de socios y aliados entre los sectores de salud y educación, el desarrollo de las HpV fue acogido mucho más por el sector educación, especialmente cuando se compartieron materiales educativos y herramientas dirigidas a las personas docentes y a como facilitar su trabajo con estudiantes.

La enseñanza y el aprendizaje de las HpV en el marco de las ES se ha trabajado en programas y proyectos para fortalecer la educación afectivo sexual; en la formación de líderes para educación entre pares; para fortalecer la convivencia y la afectividad; el fomento de estilos de vida saludables; el enfoque de género y los derechos, así como la prevención del VIH/Sida y las infecciones de transmisión sexual.

El gran reto sigue siendo el trabajo articulado de los dos sectores para lograr mejores condiciones de salud y del aprendizaje para la población en edad escolar.

 

Referencias

Organización Panamericana de la Salud (OPS). Escuelas Promotoras de la Salud, Entornos Saludables y mejor salud para las generaciones futuras. Washington D. C: OPS, 1998.

UNICEF. Estado Mundial de la Infancia. Las niñas, la educación y el desarrollo. Nueva York: UNICEF, 2004.

Organización Mundial de la Salud, Salud y Bienestar Social Canadá, Asociación Canadiense de Salud Pública. “Carta de Ottawa  para la Promoción de la Salud”. En Conferencia Internacional sobre la Promoción de la Salud. Ottawa: OMS, 1986.

Mantilla, BP. Mantilla, L, Hakspiel, MC. Hacia la construcción de Escuelas Saludables. Guía para docentes y personal de salud. Bucaramanga: Publicaciones UIS, 1999.

Mantilla, L. Habilidades para vivir: una propuesta pedagógica para la promoción del desarrollo humano y la prevención de problemas psicosociales. Santafé de Bogotá: Fe y Alegría 2000

Mantilla, Blanca P. et al. De par en par. Escuelas Promotoras de la Salud y el Desarrollo. Bucaramanga: Publicaciones UIS, 2009.


BP Mantilla num 9.png


Recomendamos


Os recomencamos el vídeo del Webinar "Transformaciones postconfinamiento. ¿Y ahora qué?"

Números anteriores

Todas las entradas

Artículos

Las habilidades para la vida y las Escuelas Saludables, la experiencia de Proinapsa-UIS

Blanca Patricia Mantilla Uribe, Directora Instituto Proinapsa, Universidad Industrial de Santander (UIS), Centro colaborador de la OMS en Promoción de la Salud y Salud Sexual y Reproductiva. Bucaramanga, Colombia


Desde hace 30 años el Instituto Proinapsa de la Universidad Industrial de Santander (UIS) ha realizado investigación e intervenciones en programas de salud escolar con instituciones educativas y de salud en diferentes departamentos y municipios de Colombia. El trabajo especialmente se ha enfocado en metodologías para hacer realidad la promoción de la salud en el ámbito escolar, mediante la estrategia Escuelas Promotoras de la Salud, denominada aquí como Escuelas Saludables-ES. La formación integral y la educación para una vida larga y saludable, ha sido el centro, lo cual se ha facilitado mediante las habilidades psicosociales para la vida propuestas por la OMS en 1993.

Existe mucha evidencia de que una buena salud facilita y mejora el aprendizaje, disminuye el ausentismo y la deserción escolar y aumenta el rendimiento académico de niñas, niños y jóvenes (OPS, 1998). Así mismo la educación tiene un impacto profundo en las condiciones de salud de las personas y las comunidades, en especial en niñas y adolescentes (Unicef, 2004). Por esto la apuesta desde Proinapsa ha sido fortalecer la alianza de los sectores de salud y educación para el desarrollo de las ES.

Las ES son una respuesta a lo planteado en Ottawa (OMS, 1986) y es por esto que en 1999 cuando Proinapsa escribe la primera guía (Mantilla BP, 1999) para llevar a cabo esta estrategia, define cinco ejes operacionales: Políticas saludables en el ámbito escolar; Educación y comunicación para la salud; Ambientes escolares saludables; Participación social y comunitaria; Servicios de salud, alimentación y vida activa.

En el contexto de la iniciativa internacional, Habilidades para la vida es un grupo de diez habilidades psicosociales que facilitan a las personas enfrentar con éxito las exigencias y desafíos de la vida diaria (Mantilla L, 2000), las cuales son fundamentales para afrontar el complejo mundo de hoy.

En Colombia se realizó una adaptación de la propuesta metodológica de la OMS para la enseñanza de las habilidades para la vida en el ámbito de la educación formal. Esa adaptación incluyó la denominación de las diez habilidades psicosociales para la vida así: Conocimiento de sí mismo, Empatía, Comunicación asertiva, Relaciones interpersonales, Toma de decisiones, Solución de problemas y conflictos, Pensamiento creativo, Pensamiento crítico, Manejo de emociones y sentimientos, Manejo de tensiones y estrés.

Esta propuesta fue difundida en el país por el lanzamiento de la estrategia ES en 1999 y el primer taller nacional de la misma, promovido por el Ministerio de Salud, y realizado por el equipo del Instituto Proinapsa.

Desde esta institución la apuesta de cómo hacer realidad las ES, incluyó la enseñanza y el aprendizaje de las habilidades psicosociales para la vida-HpV dentro del eje de Educación para la salud con enfoque integral, se enfatiza en transversalizarlas en  el currículo escolar, para contribuir con la formación integral para una vida saludable y no únicamente a la prevención de problemas específicos, enfoque tan socorrido por el sector de la salud.

Adicionalmente, también la enseñanza y el aprendizaje de las HpV han estado inmersas en el eje de Creación de un ambiente favorable especialmente en el establecimiento de una convivencia armónica tanto en el aula como en las relaciones que se establecen entre la comunidad educativa: docentes, directivos, estudiantes y familias.

Aunque la apuesta de ES, desde el inicio se planteó como un trabajo de socios y aliados entre los sectores de salud y educación, el desarrollo de las HpV fue acogido mucho más por el sector educación, especialmente cuando se compartieron materiales educativos y herramientas dirigidas a las personas docentes y a como facilitar su trabajo con estudiantes.

La enseñanza y el aprendizaje de las HpV en el marco de las ES se ha trabajado en programas y proyectos para fortalecer la educación afectivo sexual; en la formación de líderes para educación entre pares; para fortalecer la convivencia y la afectividad; el fomento de estilos de vida saludables; el enfoque de género y los derechos, así como la prevención del VIH/Sida y las infecciones de transmisión sexual.

El gran reto sigue siendo el trabajo articulado de los dos sectores para lograr mejores condiciones de salud y del aprendizaje para la población en edad escolar.

 

Referencias

Organización Panamericana de la Salud (OPS). Escuelas Promotoras de la Salud, Entornos Saludables y mejor salud para las generaciones futuras. Washington D. C: OPS, 1998.

UNICEF. Estado Mundial de la Infancia. Las niñas, la educación y el desarrollo. Nueva York: UNICEF, 2004.

Organización Mundial de la Salud, Salud y Bienestar Social Canadá, Asociación Canadiense de Salud Pública. “Carta de Ottawa  para la Promoción de la Salud”. En Conferencia Internacional sobre la Promoción de la Salud. Ottawa: OMS, 1986.

Mantilla, BP. Mantilla, L, Hakspiel, MC. Hacia la construcción de Escuelas Saludables. Guía para docentes y personal de salud. Bucaramanga: Publicaciones UIS, 1999.

Mantilla, L. Habilidades para vivir: una propuesta pedagógica para la promoción del desarrollo humano y la prevención de problemas psicosociales. Santafé de Bogotá: Fe y Alegría 2000

Mantilla, Blanca P. et al. De par en par. Escuelas Promotoras de la Salud y el Desarrollo. Bucaramanga: Publicaciones UIS, 2009.



Notícias