bepSALUT

.

ene.
14
2013

Posted 9 years 257 days ago ago by MARIA BUXÓ CASTAÑER

Erio Ziglio, Director de la Oficina europea para la Inversión en Salud y Desarrollo, Oficina Regional Europea de la a Organización Mundial de la Salud.

 

En setiembre de 2012 los 45 estados miembros de la región europea de la Organización Mundial de la Salud aprobaron Salud 2020 (Health 2020). Este es el nuevo marco político europeo de la OMS para la acción gubernamental y social en promoción y protección de la salud1. Salud 2020 tiene dos objetivos estratégicos principales:

  • Mejorar la salud para todos y reducir las desigualdades en salud
  • Mejorar el lideraje y reforzar la gobernabilidad en salud

Estos dos objetivos del marco político Salud 2020 se apoyan sobre cuatro pilares básicos:

  • Invertir en salud a través de una aproximación a lo largo de la vida.
  • Abordar los principales retos de salud en Europa en lo que se refiere a las enfermedades transmisibles y las no transmisibles.
  • Reforzar los sistemas de salud y centralizarlos en las personas, las capacidades de la salud pública y la preparación para las emergencias, la vigilancia y la respuesta
  • Crear comunidades resilientes y ambientes de apoyo.

En este breve artículo describiré el racional principal que hay detrás de Salud 2020.

La crisis económica y fiscal de muchos países conlleva serios retos y riesgos potenciales que perjudican el progreso obtenido durante las últimas décadas. A pesar de esto, esta situación nos fuerza a relocalizar y renovar los esfuerzos realizados para la mejora de las acciones para la salud. Salud 2020 se apropia de esta oportunidad.

La coyuntura exige cambiar nuestra manera de pensar y actuar. Salud 2020 demuestra esta necesidad y parte de una concepción de la salud como derecho humano fundamental y un recurso esencial para el desarrollo económico, humano y social sostenible. La estrategia incide en el hecho que abordar los determinantes sociales y las desigualdades en salud requiere una aproximación sistemática del gobierno y una fuerte gobernabilidad para la salud, tan a nivel nacional como internacional.

Estos propósitos requieren una capacidad de gobernar a través de fronteras sectoriales, capacidades que deben ser garantizadas por unos ministerios de salud eficaces. Estos requieren el apoyo de una infraestructura de sanidad pública moderna, sistemas de salud fuertes y un cambio radical en la forma de implementar y articular las medidas de salud pública. Salud 2020 promueve una gobernabilidad fuerte para la salud en todos los niveles de decisión: internacional, nacional y local. Estas cuestiones son el núcleo de Salud 2020 y de su objetivo principal de mejorar la salud y el bienestar de una manera más igualitaria en Europa.

Más allá de la formulación de políticas nacionales y locales, Salud 2020 observa los retos en salud en un contexto global. El mundo actual ofrece un contexto complejo para la mejora de la salud. La salud de la población debe ser vista desde un contexto internacional y directamente afectada por cuestiones como la seguridad, el desarrollo económico y la justicia social. Globalmente, distintos países están promoviendo la salud como motor estratégico de la política extranjera y de desarrollo.

Salud 2020 reconoce que la salud de la población esta determinada por los efectos acumulativos de varios determinantes, la mayor parte de los cuales no están dentro del dominio formal de los ministerios de la salud, sino que son el producto de la política y de las decisiones de inversión de una amplia gama de agentes de dentro y fuera del gobierno. Esto significa que la gobernabilidad de la salud debe partir del conjunto del gobierno y de la sociedad. El éxito se definirá no solamente según el retorno positivo en el sector de la salud, sino también por sus propios retos como la inclusión social, la reducción de la pobreza y el desarrollo sostenible.

Salud 2020 incluye un compromiso específico renovado con la salud pública en Europa focalizado en el desarrollo de las infraestructuras de salud pública y en las actuaciones esenciales, incluyendo la protección de la salud, la mejora de la salud y el desarrollo de los servicios de salud. La atención primaria tiene que ser reforzada e incluir entre sus responsabilidades la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.

Hoy en día es inaceptable que las personas puedan empobrecer como resultado de la enfermedad. Sabemos que a mayor financiación pública, mayor es el alcance de la redistribución, y por tanto, de la solidaridad. En Europa existe una fuerte correlación entre el gasto público en salud y la carga del gasto individual de la población. El gasto en asistencia social tiene también un gran impacto en la salud.

La visión de Salud 2020 es “para una región europea de la OMS donde se posibilite y se respalde a todas las personas a lograr todo su potencial en salud y bienestar y donde los países, individual y colectivamente, trabajen para reducir las desigualdades en salud dentro de la región y más allá”. Esta visión impulsa una nueva perspectiva de desarrollo de la salud y un compromiso para la promoción de la salud, el bienestar y la reducción de las desigualdades de salud en Europa.

 

Versión original 



1 World Health Organization, Regional Office for Europe (2012) Health 2020: A European policy framework supporting action across government and society for health and well-being. WHO Regional Committee for Europe, Sixty-second session.


AboutHealth2020.jpg


Libros, artículos e informes

COVID-19: a guide to good practice on keeping people well informed 

G. del Pozo, J. ¿Cómo sería una respuesta comunitaria al coronavirus?

How the COVID-19 Lockdown Affected Gender Inequality in Paid and Unpaid Work in Spain

Padilla J. ¿A quién vamos a dejar morir? Madrid: Capitán Swing; 2019. 176 p.


NOTA: bepSALUT pone estos contenidos a disposición pública con finalidades de información e investigación. En ningún caso se hace responsable de las informaciones, opiniones o conceptos que se expresan en ellos.


 

  Càtedra de Promoció de la Salut

  C/ Pic de Peguera, 15 

  Parc Científic i Tecnològic
  17003  Girona

  Tel. 972 41 47 29

  catedrapromociosalut@udg.edu

 

 

  Amb el suport de 

 

Editorial

ene.
14
2013

Posted 9 years 257 days ago ago by MARIA BUXÓ CASTAÑER

Erio Ziglio, Director de la Oficina europea para la Inversión en Salud y Desarrollo, Oficina Regional Europea de la a Organización Mundial de la Salud.

 

En setiembre de 2012 los 45 estados miembros de la región europea de la Organización Mundial de la Salud aprobaron Salud 2020 (Health 2020). Este es el nuevo marco político europeo de la OMS para la acción gubernamental y social en promoción y protección de la salud1. Salud 2020 tiene dos objetivos estratégicos principales:

  • Mejorar la salud para todos y reducir las desigualdades en salud
  • Mejorar el lideraje y reforzar la gobernabilidad en salud

Estos dos objetivos del marco político Salud 2020 se apoyan sobre cuatro pilares básicos:

  • Invertir en salud a través de una aproximación a lo largo de la vida.
  • Abordar los principales retos de salud en Europa en lo que se refiere a las enfermedades transmisibles y las no transmisibles.
  • Reforzar los sistemas de salud y centralizarlos en las personas, las capacidades de la salud pública y la preparación para las emergencias, la vigilancia y la respuesta
  • Crear comunidades resilientes y ambientes de apoyo.

En este breve artículo describiré el racional principal que hay detrás de Salud 2020.

La crisis económica y fiscal de muchos países conlleva serios retos y riesgos potenciales que perjudican el progreso obtenido durante las últimas décadas. A pesar de esto, esta situación nos fuerza a relocalizar y renovar los esfuerzos realizados para la mejora de las acciones para la salud. Salud 2020 se apropia de esta oportunidad.

La coyuntura exige cambiar nuestra manera de pensar y actuar. Salud 2020 demuestra esta necesidad y parte de una concepción de la salud como derecho humano fundamental y un recurso esencial para el desarrollo económico, humano y social sostenible. La estrategia incide en el hecho que abordar los determinantes sociales y las desigualdades en salud requiere una aproximación sistemática del gobierno y una fuerte gobernabilidad para la salud, tan a nivel nacional como internacional.

Estos propósitos requieren una capacidad de gobernar a través de fronteras sectoriales, capacidades que deben ser garantizadas por unos ministerios de salud eficaces. Estos requieren el apoyo de una infraestructura de sanidad pública moderna, sistemas de salud fuertes y un cambio radical en la forma de implementar y articular las medidas de salud pública. Salud 2020 promueve una gobernabilidad fuerte para la salud en todos los niveles de decisión: internacional, nacional y local. Estas cuestiones son el núcleo de Salud 2020 y de su objetivo principal de mejorar la salud y el bienestar de una manera más igualitaria en Europa.

Más allá de la formulación de políticas nacionales y locales, Salud 2020 observa los retos en salud en un contexto global. El mundo actual ofrece un contexto complejo para la mejora de la salud. La salud de la población debe ser vista desde un contexto internacional y directamente afectada por cuestiones como la seguridad, el desarrollo económico y la justicia social. Globalmente, distintos países están promoviendo la salud como motor estratégico de la política extranjera y de desarrollo.

Salud 2020 reconoce que la salud de la población esta determinada por los efectos acumulativos de varios determinantes, la mayor parte de los cuales no están dentro del dominio formal de los ministerios de la salud, sino que son el producto de la política y de las decisiones de inversión de una amplia gama de agentes de dentro y fuera del gobierno. Esto significa que la gobernabilidad de la salud debe partir del conjunto del gobierno y de la sociedad. El éxito se definirá no solamente según el retorno positivo en el sector de la salud, sino también por sus propios retos como la inclusión social, la reducción de la pobreza y el desarrollo sostenible.

Salud 2020 incluye un compromiso específico renovado con la salud pública en Europa focalizado en el desarrollo de las infraestructuras de salud pública y en las actuaciones esenciales, incluyendo la protección de la salud, la mejora de la salud y el desarrollo de los servicios de salud. La atención primaria tiene que ser reforzada e incluir entre sus responsabilidades la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.

Hoy en día es inaceptable que las personas puedan empobrecer como resultado de la enfermedad. Sabemos que a mayor financiación pública, mayor es el alcance de la redistribución, y por tanto, de la solidaridad. En Europa existe una fuerte correlación entre el gasto público en salud y la carga del gasto individual de la población. El gasto en asistencia social tiene también un gran impacto en la salud.

La visión de Salud 2020 es “para una región europea de la OMS donde se posibilite y se respalde a todas las personas a lograr todo su potencial en salud y bienestar y donde los países, individual y colectivamente, trabajen para reducir las desigualdades en salud dentro de la región y más allá”. Esta visión impulsa una nueva perspectiva de desarrollo de la salud y un compromiso para la promoción de la salud, el bienestar y la reducción de las desigualdades de salud en Europa.

 

Versión original 



1 World Health Organization, Regional Office for Europe (2012) Health 2020: A European policy framework supporting action across government and society for health and well-being. WHO Regional Committee for Europe, Sixty-second session.


AboutHealth2020.jpg


Recomendamos


Os recomencamos el vídeo del Webinar "Transformaciones postconfinamiento. ¿Y ahora qué?"

Números anteriores

Todas las entradas

Artículos

Nuevas perspectivas para el desarrollo de la salud en Europa: Salud 2020, el marco político de la OMS.

Erio Ziglio, Director de la Oficina europea para la Inversión en Salud y Desarrollo, Oficina Regional Europea de la a Organización Mundial de la Salud.

 

En setiembre de 2012 los 45 estados miembros de la región europea de la Organización Mundial de la Salud aprobaron Salud 2020 (Health 2020). Este es el nuevo marco político europeo de la OMS para la acción gubernamental y social en promoción y protección de la salud1. Salud 2020 tiene dos objetivos estratégicos principales:

  • Mejorar la salud para todos y reducir las desigualdades en salud
  • Mejorar el lideraje y reforzar la gobernabilidad en salud

Estos dos objetivos del marco político Salud 2020 se apoyan sobre cuatro pilares básicos:

  • Invertir en salud a través de una aproximación a lo largo de la vida.
  • Abordar los principales retos de salud en Europa en lo que se refiere a las enfermedades transmisibles y las no transmisibles.
  • Reforzar los sistemas de salud y centralizarlos en las personas, las capacidades de la salud pública y la preparación para las emergencias, la vigilancia y la respuesta
  • Crear comunidades resilientes y ambientes de apoyo.

En este breve artículo describiré el racional principal que hay detrás de Salud 2020.

La crisis económica y fiscal de muchos países conlleva serios retos y riesgos potenciales que perjudican el progreso obtenido durante las últimas décadas. A pesar de esto, esta situación nos fuerza a relocalizar y renovar los esfuerzos realizados para la mejora de las acciones para la salud. Salud 2020 se apropia de esta oportunidad.

La coyuntura exige cambiar nuestra manera de pensar y actuar. Salud 2020 demuestra esta necesidad y parte de una concepción de la salud como derecho humano fundamental y un recurso esencial para el desarrollo económico, humano y social sostenible. La estrategia incide en el hecho que abordar los determinantes sociales y las desigualdades en salud requiere una aproximación sistemática del gobierno y una fuerte gobernabilidad para la salud, tan a nivel nacional como internacional.

Estos propósitos requieren una capacidad de gobernar a través de fronteras sectoriales, capacidades que deben ser garantizadas por unos ministerios de salud eficaces. Estos requieren el apoyo de una infraestructura de sanidad pública moderna, sistemas de salud fuertes y un cambio radical en la forma de implementar y articular las medidas de salud pública. Salud 2020 promueve una gobernabilidad fuerte para la salud en todos los niveles de decisión: internacional, nacional y local. Estas cuestiones son el núcleo de Salud 2020 y de su objetivo principal de mejorar la salud y el bienestar de una manera más igualitaria en Europa.

Más allá de la formulación de políticas nacionales y locales, Salud 2020 observa los retos en salud en un contexto global. El mundo actual ofrece un contexto complejo para la mejora de la salud. La salud de la población debe ser vista desde un contexto internacional y directamente afectada por cuestiones como la seguridad, el desarrollo económico y la justicia social. Globalmente, distintos países están promoviendo la salud como motor estratégico de la política extranjera y de desarrollo.

Salud 2020 reconoce que la salud de la población esta determinada por los efectos acumulativos de varios determinantes, la mayor parte de los cuales no están dentro del dominio formal de los ministerios de la salud, sino que son el producto de la política y de las decisiones de inversión de una amplia gama de agentes de dentro y fuera del gobierno. Esto significa que la gobernabilidad de la salud debe partir del conjunto del gobierno y de la sociedad. El éxito se definirá no solamente según el retorno positivo en el sector de la salud, sino también por sus propios retos como la inclusión social, la reducción de la pobreza y el desarrollo sostenible.

Salud 2020 incluye un compromiso específico renovado con la salud pública en Europa focalizado en el desarrollo de las infraestructuras de salud pública y en las actuaciones esenciales, incluyendo la protección de la salud, la mejora de la salud y el desarrollo de los servicios de salud. La atención primaria tiene que ser reforzada e incluir entre sus responsabilidades la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad.

Hoy en día es inaceptable que las personas puedan empobrecer como resultado de la enfermedad. Sabemos que a mayor financiación pública, mayor es el alcance de la redistribución, y por tanto, de la solidaridad. En Europa existe una fuerte correlación entre el gasto público en salud y la carga del gasto individual de la población. El gasto en asistencia social tiene también un gran impacto en la salud.

La visión de Salud 2020 es “para una región europea de la OMS donde se posibilite y se respalde a todas las personas a lograr todo su potencial en salud y bienestar y donde los países, individual y colectivamente, trabajen para reducir las desigualdades en salud dentro de la región y más allá”. Esta visión impulsa una nueva perspectiva de desarrollo de la salud y un compromiso para la promoción de la salud, el bienestar y la reducción de las desigualdades de salud en Europa.

 

Versión original 



1 World Health Organization, Regional Office for Europe (2012) Health 2020: A European policy framework supporting action across government and society for health and well-being. WHO Regional Committee for Europe, Sixty-second session.



Notícias