Artículos

Números anteriores

Todas las entradas

Subscripción

Artículos

La promoción de la salud en el trabajo; ¿un coste añadido o un instrumento valioso para la empresa?

Mª Dolores Solé Gómez. Jefe de la Unidad Técnica de Medicina del Trabajo del Centro Nacional de Condiciones de Trabajo (INSHT) y Presidenta de la Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo (ENWHP)


¿Una mejor salud: un reto para las empresas?

Si no cambian las tendencias, en un futuro no muy lejano, los trabajadores serán mayores y tendrán peor salud a expensas de enfermedades crónicas. Para las empresas, esto significará desde una disminución del rendimiento individual y de la productividad a un aumento de absentismo o de presentismo o, incluso, la pérdida de trabajadores valiosos para la supervivencia de la organización. En este escenario la promoción de la salud en el trabajo aparece como una de las posibles intervenciones a poner en marcha para hacer frente a este reto.


¿La promoción de la salud en el trabajo: que es?

Basada en la definición de promoción de la salud aparecida en la carta de Ottawa (OMS, Ginebra, 1986), la ENWHP consensuó la siguiente definición de Promoción de la Salud en el Trabajo (PST): “La PST consiste en combinar los esfuerzos de empresarios, trabajadores y sociedad para mejorar la salud y el bienestar de las personas en el lugar de trabajo. Esto se puede conseguir: mejorando la organización y las condiciones de trabajo; promoviendo una participación activa y fomentando el desarrollo individual”. Estamos hablando de una gestión de la salud en el trabajo integral (más allá de los factores de riesgo laboral), integrada en la estrategia de la empresa y basada en una actuación equilibrada sobre la persona y su entorno. Dado que no existe una obligación para las empresas de implantar políticas o planes de promoción de la salud en el trabajo, el principal reto de los agentes de salud consiste en convencer y demostrar a los implicados (empresarios y trabajadores) que estas actuaciones son beneficiosas.


¿Cuales son los beneficios de la promoción de la salud en el trabajo?

Numerosos estudios han puesto de manifiesto los beneficios de una buena gestión de la salud en el trabajo, tanto para los trabajadores como para los empresarios. El beneficio más evidente es una mejor salud y bienestar de la población trabajadora y una detección precoz de los factores de riesgo y las enfermedades. Para los empresarios la evidencia muestra desde beneficios económicos a sociales y de imagen. Por ejemplo, en un estudio publicado el 2010 para “the work foundation” el regreso de la inversión iba de 1:2 (un retorno 2 £ por cada 1 £ invertida) a 1:34.  Otros impactos positivos descritos (ENWHP, 2004) son: disminución de los costes directos e indirectos asociados al absentismo, buena imagen de la empresa, satisfacción de los clientes y de los trabajadores, menor rotación del personal, atracción y retención de trabajadores y mejora de la productividad.


¿La promoción de la salud en el trabajo es cara?

Muchas empresas justifican el hecho de no poner en marcha programas de PST por el alto coste que esto supone; otros consideran que son excesivamente complicados o que no tienen el conocimiento o los recursos necesarios para llevarlos a cabo. Ya hemos visto que el coste de “no hacer” puede ser más grande que el coste de “hacer”, pero a demás instituciones y organizaciones como la Generalitat de Catalunya (Programa PAAS), el INSHT (Portal de PST), la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición a través de la estrategia NAOS o la misma Universidad de Girona, ponen al alcance de las empresas materiales, guías o asesoramiento gratuito para facilitar y promover estas intervenciones así como espacios de encuentro y formación para los profesionales y agentes implicados.