Si el contenido no está traducido, puede usar la herramienta de traducción automática

IX Col·loqui Internacional "Problemes i Mètodes d'Història de la LLengua": La Construcció de les Llengües: Mites, Normes i Emocions

Convocatoria de comunicaciones

Contacto

Grupo de Historia de la Llengua

correo electrónico: ghl@udg.edu

Intituto de Lengua y Cultura Catalanas

Universidad de Girona

Plaça Ferrater Mora, 1

17071 - Girona

+34 972 41 81 07

 

Convocatoria de comunicaciones

IX COLOQUIO INTERNACIONAL

«PROBLEMAS Y MÉTODOS DE HISTORIA DE LA LENGUA»

LA CONSTRUCCIÓN DE LAS LENGUAS: MITOS, NORMAS Y EMOCIONES

25, 26 y 27 de junio de 2013

Universidad de Girona


Convocatoria de comunicaciones


Bajar la versíón en pdf

Algunos historiadores de la lengua consideramos que nuestro objeto de estudio no son los idiomas naturales, o idiolectos, que los hablantes han podido siempre desarrollar de forma individual (más o menos, lo que Chomsky llamaría L-i), sino las construcciones sociales de referencia que comparten todos los hablantes (aproximadamente, las L-e chomskianas). En este marco, la historia de la lengua debe estudiar, básicamente, cómo se construye una L-e pública que pueda ser percibida como la lengua de todos es decir, que acabe ocultando las variaciones de las L-i– y, también, cómo se impone esta L-e hasta conseguir que sustituya, aunque sea sólo en la imaginación, la realidad primaria de los idiolectos.

La escritura significa un punto de inflexión crucial en la construcción de las lenguas porque permite materializar la abstracción que hasta entonces podían sólo intuir los hablantes más o menos afines y, además, hacerla entrar en competición con las lenguas individuales. La lengua escrita es una representación prototípica de la realidad que pasa a ser, ella misma, parte de la realidad y la puede modificar, presentándose como la lengua más genuina, la más antigua o la única lengua legítima. La imprenta –como todos los posteriores medios masivos de comunicación– fundamenta la imposición de estas lenguas al favorecer la agrupación lingüística de los territorios y la estabilidad de los modelos de referencia.

A la larga, esta estabilidad propiciará la creencia en la antigüedad de las lenguas, permitirá una jerarquización de las hablas vernáculas en función de la distancia con la lengua, la convertirá en el horizonte de toda prescripción normativa. En último término, la lengua normativa será objeto de un proceso de mitificación (antigüedad, continuidad, pureza, abundancia, facilidad, etc.) que, necesariamente, implicará emocionalmente a los hablantes.

La provisión, a partir de los siglos modernos, de gramáticas, diccionarios y otros instrumentos de sistematización y aprendizaje refuerza la confianza en que las lenguas, precisamente por su carácter normativo, se pueden aprender a través del estudio. Las narraciones míticas sustentan siempre el logro de la lengua normativa y han hecho, en definitiva, que los hablantes sientan su lengua de una manera muy emocional. Por todo esto, con los temas de reflexión de este IX Coloquio queremos plantear:

1.  Normas: ¿Qué papel ha tenido la actividad prescriptiva en la construcción, la imposición y la adquisición de cada lengua? ¿Hasta qué punto, en las lenguas, las normas han favorecido al acceso a la buena lengua? ¿En qué medida las normas están en la base de la identidad lingüística? ¿En qué sentido la lingüística o la gramática son siempre prescriptivas? ¿Hasta qué punto podemos decir que la reflexión sobre la lengua es lo que la construye?

2.  Mitos: ¿A través de qué relatos míticos se han construido cada una de las lenguas europeas? ¿Son los mitos lingüísticos de carácter universal y estable? ¿Cada cultura y cada época ha establecido los suyos? ¿Cuál es el sentido y la finalidad de cada uno de los mitos de la lengua?

3. Emociones: ¿Por qué hay sentimientos detrás de las lenguas? ¿Despiertan los mismos sentimientos las lenguas (construidas) que los dialectos? ¿Hasta qué punto las emociones en relación con las diferentes lenguas son similares? ¿Cómo afectan los sentimientos a las actitudes lingüísticas y, en consecuencia, al futuro de las lenguas?

Se prevé un espacio de presentación de comunicaciones sobre los temas señalados de una durada máxima de 20 minutos. Los interesados pueden enviar un resumen de 150 palabras a la dirección ghl@udg.edu antes del 15 de marzo, juntamente con los datos siguientes: título de la comunicación, nombre del autor, lugar o institución de trabajo del autor, país, teléfono y correo electrónico. Los idiomas aceptados son cualquier lengua románica y el inglés. La resolución del Comité Científico se comunicará a los interesados antes del 15 de abril y se deberán inscribir antes del 15 de mayo.

El Comité Organizador se hará cargo de los gastos de alojamiento de los autores de las comunicaciones aceptadas.

Comité Científico: Francesc Feliu (Universitat de Girona), Joan Mascaró (Universitat Autònoma de Barcelona), Josep M. Nadal (Universitat de Girona), Mari D’Agostino (Universitat de Palerm), Anne-Marie Chabrolle (Université de Lorraine), Rosanna Sornicola (Università di Napoli-Federico II), Jean Michel Eloy (Universitat de Picardie), Joan Ferrer (Universitat de Girona), Xavier Pla (Universitat de Girona).

Comité Organizador: Josep M. Nadal, Francesc Feliu, Narcís Iglésias, Olga Fullana, Mercè Mitjavila, Natàlia Carbonell, Gemma Albiol, Blanca Palmada, Pep Serra (Universitat de Girona).


Colabora:

ODELLEUM (Observatori de les Llengües d’Europa i la Mediterrània)

Institut de Llengua i Cultura Catalanes (Universitat de Girona)

Fundació Pere Coromines

Generalitat de Catalunya: Departament d’Economia i Coneixement

Con el apoyo de:

Departament de Filologia i Comunicació (Universitat de Girona)

Facultat de Lletres (Universitat de Girona)

Institut Ramon Muntaner

Ministeri d’Economia i Competitivitat

Fundació Privada Girona, Universitat i Futur