Si el contenido no está traducido, puede usar la herramienta de traducción automática

Laboratorio de Análisis y Gestión del Paisaje

Proyecto Costa Rica

Contacto

Laboratorio de Análisis y Gestión del Paisaje
Universidad de Girona
Facultad de Letras
Dep. de Geografía
Pl. Ferrater Mora, 1
17071 Girona

Teléfonos
+34 972418999
+34 972418054

Fax
+34 972418230

Email
E-mail dir.lagp@udg.edu

Proyecto Paisaje Costa Rica

 

Costa Rica 

 Mapa interactivo de Costa Rica

Tamarindo Jacó Cahuita Quepos

 

 

Desde el año 2004 el LAGP colabora con la Escuela de Ciencias Geográficas de la Universidad Nacional de Costa Rica en diferentes proyectos docentes y de investigación. Actualmente se está trabajando en una investigación financiada por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) para describir las características del paisaje litoral en diferentes localidades costeras (Tamarindo, Jacó, Quepos, Cahuita) y espacios naturales (Fila Brunqueña) y como su transformación afecta los procesos ecológicos y los valores paisajísticos.

 

Geografía de Costa Rica

 

Costa Rica está situada en el sector más estrecho del gran istmo centroamericano. Por su posición geográfica, entre los 8 y los 10º de latitud norte, le correspondería estar bajo el dominio del clima tropical húmedo-seco (de acuerdo con la tipología de los climas del mundo establecida por Heinrich Walter). Un clima que presenta un régimen de temperaturas similar durante todos los meses del año, con medias mensuales siempre por encima de los 20º, y la aparición de dos estaciones de tipo pluviométrico: una estación seca, que los “ticos” denominan verano, de noviembre a mayo -temporada alta en los establecimientos turísticos- y una estación lluviosa o invierno, que se extiende entre junio y octubre. La oscilación anual del cinturón de bajas presiones ecuatoriales (también conocido como Zona de Convergencia Intertropical -ZCIT-) es el fenómeno que provoca la alternancia entre las dos estaciones. Cuando las bajas presiones están situadas sobre la latitud del país centroamericano se producen las lluvias, mientras que la estación seca aparece cuando las bajas presiones se han desplazado hacia el sur. La particular orografía de Costa Rica, con una alineación de montañas, muchas de ellas de origen volcánico, que atraviesa de norte a sur el país introduce modificaciones en el clima zonal descrito.

 

En realidad el clima tropical húmedo-seco sólo se observa en la región de Guanacaste, situada en el extremo noroccidental del país (Pacífico norte). La presencia de una larga estación sin lluvias, entre los meses de diciembre y abril, condiciona la aparición del bosque tropical caducifolio, que se caracteriza por la existencia de muchos árboles que pierden la hoja durante la estación seca, y por la aparición de morfologías que recuerdan a los paisajes de las sabanas.

 

Un conjunto de cordilleras divide el país en dos vertientes: la atlántica o vertiente del Caribe y la del Pacífico. Por una parte, las elevaciones montañosas, con altitudes que superan a menudo los 2000 m y llegan hasta los 3800 en el Cerro Chirripó, el techo del país, ejercen de barrera orográfica a los vientos alisios que soplan desde el océano Atlántico, hecho que provoca una elevada pluviosidad durante todos los meses del año en esa vertiente. Por tanto el clima en esta región no presenta estación seca, es muy húmedo durante todo el año -y cálido-, y se asimila al clima ecuatorial (Walter lo denomina: clima ecuatorial de las costas sometidas a los vientos alisios). La vegetación que prospera es la selva lluviosa (evergreen rainforest), pero a medida que se asciende por las montañas, la composición de especies va cambiando en relación con la influencia que ejercen parámetros como la disminución de las temperaturas y la aparición de niveles de nieblas.

 

En la región del Pacífico sur, varios fenómenos climáticos contribuyen también a la aparición de un clima de tipo ecuatorial durante todo el año, el cual permite el establecimiento de la selva lluviosa. Por un lado, entre mayo y octubre la región se encuentra bajo la influencia de la ZCIT, que provoca lluvias abundantes. Cuando la ZCIT se retira hacia el sur, (entre noviembre y abril) permite la entrada de los vientos contra alisios, que proceden del Pacífico y que descargan precipitaciones muy elevadas al encontrarse con la barrera orográfica central antes mencionada, hecho que impide también la existencia de una estación seca. La cuenca de los ríos Térraba y Sierpes y la Península de Osa, se localizan en esta región que alberga los Parques Nacionales de Piedras Blancas y de Corcovado. En la desembocadura del sistema Térraba-Sierpes se encuentran los bosques de manglares más extensos de Costa Rica.

 

En el centro geográfico de Costa Rica se encuentra el Valle Central: una depresión tectónica abierta en el corazón del sistema montañoso que cruza el país. En torno a las ciudades históricas de San José, Cartago, Heredia y Alajuela se ha articulado una vasta área metropolitana que ha engullido un sinfín de pequeños núcleos de población hasta configurar un extenso continuo urbano en el que viven, trabajan y se desplazan diariamente alrededor de 4 millones de personas, el 90% de la población total de Costa Rica.

 

En el Valle Central las altas temperaturas propias de los climas tropicales son suavizadas por la altitud (1200 m) hecho que sin duda debió influir en que fuera la primera zona donde se asentaron los colonizadores de la corona de Castilla. La fertilidad de los suelos volcánicos facilitó el establecimiento de zonas de cultivo y posteriormente la expansión de los cafetales, favorecidos por el clima tropical de altura, hoy en retroceso por la expansión de los asentamientos urbanos.

 

JPF